aldea tai

Segunda etapa por nuestra ruta por Vietnam en moto: Moc Chau -Son La – Dien Bien Phu

Nuestra segunda etapa de la ruta en moto por Vietnam nos depara mucha lluvia y paisajes increíbles hasta llegar a Dien Bien Phu, una ciudad donde las guerras de Vietnam son latentes y donde nos encontraremos con nuestros amigos Andrés y Arantxa.

Moc Chau – Son La – 114km.

Después de estar parte del día anterior y toda esa noche lloviendo, lo peor se podía esperar… al día siguiente comenzamos la ruta tapados hasta las orejas, porque la lluvia no cesaba. Salimos siempre sobre las nueve o las diez de la mañana, una hora razonable, para que no nos pille el toro y podamos ir tranquilos. Los paisajes seguían sorprendiéndonos, y en la ruta podíamos ver los desperfectos que estaba ocasionando las incesantes lluvias.

Hasta que llegamos a un punto donde podíamos ver como una riera se había desbordado, y con ella estaba arrastrando parte de los arrozales con los que se alimentan las comunidades de esa zona. Nos quedamos perplejos unos segundos sin creer la fuerza y el destrozo que estaba ocasionando el agua. Cuando salimos de nuestro estado de xoc, lo primero que hicimos, fue dirigirnos hasta la zona para poder ver bien de cerca lo que de lejos nos dejó sin palabras.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y seguimos alucinando, se nos rompió el corazón al ver como la gente intentaba recuperar parte del arroz arrasado, y también como recogian los troncos que la fuerza del agua traía de las montañas, para evitar que se formarán tapones naturales más adelante y también utilizarlos como leña para cocinar y calentarse. Cuando de repente Anna me dijo de ayudarles, no me lo pensé dos veces, aparcamos la moto no sacamos los cascos y mediante señas les dijimos que queríamos colaborar.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Nos pusimos a subir troncos en medio de todo aquel barrizal mientras nos miraban alucinando, con cara de no entender nada, de como ni porque los estábamos ayudando.

Las cosas que te salen del corazón no cansan, y te hacen sentir mejor persona aunque para nosotros no fuera nada, para ellos seguro que fue mucho. Seguimos con nuestra labor hasta que nos dijeron que lo que quedaba ya se podían apañar ellos solos. La verdad que nos quedamos con una pena muy grande, pero algo más tranquilos al aportar nuestro granito de arena.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERALas escenas impactantes no cesaban, cuando seguimos nuestro camino y nos aproximamos a Son La, otra riada había inundado un pueblo entero… Vimos la marca del agua en las casas que llegaba al metro de altura, y todo el mundo en la calle achicando barro y salvando lo poco que tenían, era una sensación extraña.. la gente al vernos pasar no perdía la sonrisa y nos seguían saludando, a nosotros nos sorprendía su reacción después de ver que lo habían perdido casi todo, y digo casi todo porque lo único que perdieron fue material, y así no lo hacían entender, con la sonrisa plasmada en sus rostros. Toda una lección.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa entrada a Son La fue algo extraña ya que no esperábamos una ciudad así. El alojamiento nos costó poco encontrarlo, preguntamos un poco, recorrimos un par de calles y ya estábamos en nuestra casa de paso. La cena fue lo más cómico después del día que pasamos de desastres.

Cenamos muy bien y a un precio asequible, pero nos trataron como estrellas del Rock. Los dueños, las camareras, los clientes… todos se hacían fotos con nosotros y brindaba por nosotros, esto de sentirnos observados hay veces que nos alucina. Y así terminamos nuestra pasada por esta mini ciudad entre brindis y flashes, sintiéndonos como actores de Hollywood.

Alojamiento: 150.00 Dongs los dos. Hay mucha oferta de hoteles tipicos de Vietnam.

 

Son La – Dien Bien Phu -185 km.

Nos despertamos un poco más temprano de lo normal, ya que teníamos muchos km por delante, y la carretera no sabíamos como seria. El día transcurría normal, vistas impresionantes, niños paseando vacas y bueyes, puestecitos a pie de carretera con fruta de la zona, agua, agua y más agua que no dejaba de caer del cielo, en fin lo normal como en el día anterior.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hasta que vemos un cartel a unos 30km antes de llegar a Dien Bien Phu, que marca una Village a la derecha, y Anna me dice de ir.. ¡que genial idea! Nos empezamos adentrar y ya comenzamos a sentir la tranquilidad del sitio y a ver la gente de la etnia Thai paseando sus bueyes y saludandonos, hasta que pasamos por una casa en la que se encontraba toda una familia en el «jardín» y nos hicieron señas para que parasemos, y como a nosotros nos cuesta mucho y somos tan tímidos…. nos paramos al momento.

Entramos y mediante señas nos ofrecieron sentarnos y calentarnos entorno al fuego en el que estaban cociendo bambú, (de eso me di cuenta más tarde, ya que nos explicaron que hacían taburetes con esta maravilla de material). Nos pusimos a «hablar» (bendito traductor) que nos sirve de mucha ayuda, le poníamos algunas preguntas y ellos nos las contestaban, entre medio de risas por la situación cómica de hablar mediante el teléfono, y que ellos muchas veces nos hablaban como si los entendieramos y nosotros nos quedábamos con cara de poker… os podéis imaginar.

Lo mejor llego cuando a Anna le dio por preguntarles como se hacían su peinado típico, les faltó tiempo para comenzar a peinarla y a ponerle todo lo que ellas llevaban en la cabeza, que panzón de reír que se pegaban ellas solas de estar peinandola, mientras los vecinos que pasaban por la calle se sumaban al momento con nosotros.. al final terminaron siendo veinte personas con plena atención hacia nosotros, una tarde mágica que terminó con Anna vestida con la indumentaria tradicional de los pies a la cabeza.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAEn nuestra búsqueda de alojamiento en la ciudad de Dien Bien Phu, después de mirar unos cuantos Guesthouse nos decidimos por los que están en frente de la parada de autobús, ya que por precio son más asequibles. No son gran cosa pero las habitaciones son espaciosas y con wifi así que ya nos bastó.

Dien Bien Phu hace de paso fronterizo con la parte norte de Laos, que es por donde nuestros compis españoles Andrés y Arancha entrarían al día siguiente. Cosas del camino, cuando salíamos para dar un paseo, ellos justo pasaban por la puerta de nuestro alojamiento. Que ilusión nos hizo reencontrarnos con ellos así de repente, ya que teníamos pensado volver a vernos pero no sabíamos ni donde ni cuando.

Aunque Dien Bien Phu, como ciudad, carece de belleza es una ciudad históricamente muy interesante y así lo refleja su monumento a la guerra, la trinchera/museo y su museo. Explicamos nuestras visitas incluyendo nuestro primer contacto con la venta de carne de perro durante la siguiente etapa de nuestra ruta en Vietnam con moto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Alojamiento: Delante de la estación de autobus tienes los mejores precios.150.000 Dongs los dos.