Buey del agua de camino a las aldeas en Muang Ngoi

Nong Khiao y Muang Ngoi Neua, naturaleza en estado puro en el norte de Laos

Debemos agradecer nuestra visita a Nong Khiao y Muang Ngoi Neua a nuestro amigo Andrés. Si no hubiese sido por su recomendación no hubiésemos ido y ¡fue increíblemente bello! Ademas, Para llegar a Nong Khiao debuté haciendo autoestop y debo reconocer que fue una experiencia que engancha ya que para volver, repetimos la experiencia.

haciendo autoestop en Laos

haciendo autoestop en Laos 2

Nuestra visita a Nong Khiao junto a Andrés y Arancha

Nong Khiao es una pequeña aldea en el centro-norte de Laos que nos enamoró. Se trata de un pequeño pueblo lleno de enormes montañas calizas por las cuales discurre el río Nam Ou. Estuvimos solo dos noches allí, la del día de nuestra llegada y el de después pero los aprovechamos de maravilla ya que en un solo día visitamos su cuba y el “View Point”.

 

La visita a la cueva Tham Pha Tok de Nong Khiao

Fue una experiencia muy entretenida y divertida. Nada más llegar nos encontramos a unos niños jugueteando en el pequeño río que discurre antes de acceder a la cueva. Ellos estaban muy contentos con nuestra llegada y nosotros acalorados por la caminata hasta llegar y la calor, decidimos bañarnos con ellos. Tanto ellos como nosotros lo pásamos en grande. Ellos mismos nos preguntaron si íbamos a la cueva, les dijimos que si, aún se pusieron más contentos y nos fuimos todos juntos hacia la cueva canturreando una canción improvisada “let’s go to the cave, let’s go to the cave”.

jugando con los ninos antes de entrar a la cueva de nong khiao

de camino a la cueva de Nong Khiao

Cuando llegamos a la cueva, mientras íbamos cantando la canción evolucionada con los niños “we are in the cave, we are in the cave” nos dimos cuenta de que había sido el refugio de los habitantes del pueblo durante la segunda guerra de indochina y como siempre… ¡Nuestra suerte no había acabado! Un local que no sabemos porque se encontraba por allí nos invitó a seguirle y después de un largo camino lleno de enormes y escalofriantes arañas y sanguijuelas, nos llevó a otra zona de la cueva, cada vez más adentro, en la total oscuridad y pudimos ver la zona del banco de la cueva durante la guerra. Después de esta visita con guía improvisada, decidimos darle una propina al chico. Viajamos barato, pero se lo merecía.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

arana enorme en Nong Khiao

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

La ascensión al “View Point” de Nong Khiao

Después de la visita a la cueva, comer y descansar un poco por la tarde, decidimos subir al “View Point” para ver la puesta de sol. ¡Madre mia! Nunca hubiesemos imaginado que fuera tan duro… Empezamos muy valientes, pero al poco rato el ritmo menguó…

La verdad es que el tramo es muy empinado… ¡Y muy largo! Pero cuando llegamos… No hay palabras para describir lo gratificante que es. Se lo recomendamos a cualquier mortal y a ser posible para ver la puesta de sol, si traes algo de música aún mejor, nunca lo olvidarás, te lo prometo. Eso si, para la bajada necesitarás una linterna o frontal ya que no se ve absolutamente nada. La bajada es toda una aventura… Con sus empinadas subidas ahora de bajada, ¡vigila con los patinazos! ¡Y los insectos! Un auténtico zoo nocturno de arañas, mariposas, mil pies enormes y luciérnagas!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El alojamiento y comida en Nong Khiao

En cuanto al alojamiento, nosotros nos hospedamos en unos bungalows pasados el río, llamados, nose que Backpackers por 30.000 kips, pero nuestros amigos se hospedaron justo pasado el río, con vistas a este, en los Sunrise Bungalows por 40.000 kips.
En cuanto a la comida, disfrutamos de todas las comidas en los dos indios que hay, uno pegado al otro y justo delante de nuestros bungalows (no nos acordamos backpackers). Fue una buena oportunidad para cambiar de tipo de comida e iniciarnos con la comida india.

las vistas del alojamiento en Nong Khiao

Muang Ngoi Neua, esencia y naturaleza laosiana en estado puro

Para llegar a Muang Ngoi solo hay una vía: en barca por el río y solo dos horas para ir: 11:00 a.m. y 14:00 a.m. No obstante, nosotros conseguimos partir a las 9:00 a.m. aprovechando la barca de un grupo de israelitas que habían contratado un trekking al pueblo + visita a unas cascadas desde la empresa de trekkings de nuestro alojamiento.

Muang Ngoi es una maravilla de este mundo para quedarse unos días, semanas…. Así que si eres uno de esos afortunados que viaja con tiempo y llega hasta este maravilloso lugar, programa tu estancia para unos cuantos días y disfruta del “no hacer nada allí” no se me ocurre mejor plan.

Nosotros solo tuvimos un día y una noche para estar en Muang Ngoi ya que debía os regresar a Luang Prabang para coger el vuelo que nos llevaría a Hanoi, pero juramos que si lo llegamos a saber ¡vamos antes!

En la marca camino de Nong Khiao a Muang Ngoi Neua

 

De paseo por Muang Ngoi Neua

Aprovechamos el único día en Muang Ngoi para subir a su “View Point”, ver una de sus cuevas con Budas, creemos que muy antiguos, y si más no, lo parecen (nota: esta cueva parece que tenga aire acondicionado, en serio, ya cuando llegas lo notas y la verdad es que es muuuy gratificante).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Después de comer decidimos ir a una de las aldeas, aún más en medio de la nada y, claro está, aún más autentica. Hay varias. Nosotros decidimos ir a la que se encuentra pasados los dos ríos a la derecha, siguiendo el camino con una gran cuesta. Fue una visita muy mágica y nos sorprendieron los misiles de los bombardeos de EE.UU., utilizados como macetero, banco o otras funciones.

Acabamos el día contemplando la puesta de sol entre las montañas y el río en uno de los bares de Muang Ngoi.

Al día siguiente y muy apenados, cogimos la única barca de regreso a Nong Khiao a las 9:30 a.m. Para después hacer autoestop hasta Luang Prabang para, al día siguiente, coger el vuelo hasta Hanoi, así que estos maravillosos pueblos fueron nuestro último contacto con Laos, un país que nos enamoró por su naturaleza, sus ríos, sus montañas y cuevas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Buey del agua de camino a las aldeas en Muang Ngoi

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

Alojamiento en Muang Ngoi Neua

Cuando llegamos a Muang Ngoi decidimos separarnos y ver quien encontraba el mejor Guest House y más barato. Finalmente lo encontró Andrés, unos bungalows con vistas al río por 30.000 kips. De todas maneras, en Muang Ngoy nos encontramos a la pareja aleman-japonesa del Tuc Tuc de Luang Prabang y nos invitaron a su Bungalow. El bungalow más bonito que he visto en Laos, con unas vistas al río y montañas increíbles ¡y por el mismo precio, 30.000 Kips! Os lo recomendamos 100%. Su nombre es Veranda Guest House.

¡No os lo podreis creer… Acabo esta publicación en el parque natural Ba Be en Vietnam y en el Homestay en el que nos encontramos, hemos conocido a André, quien creó el Veranda Guest House! el mundo es un pañuelo.

¡Próxima parada, Hanoi!